Niño Rubén: «Siempre digo que el fagot me escogió a mí pero, creo que eligió mal...

Lo primero en mi vida creo que fue la presencia de mi cultura, y ahí naturalmente se incluye al flamenco; al igual que el amor por la música, que también ha estado presente desde que era muy joven. Empecé en el conservatorio por este amor pero sin saber muy bien cómo era el instrumento que había elegido estudiar. De hecho, siempre digo que el fagot me escogió a mí pero, creo que eligió mal, porque he tenido que cambiar su sonido para sentirme conforme con lo que hacía salir de él. Cuando he tocado música clásica, tanto como solista como dentro de una orquesta, en muy pocas ocasiones me he sentido identificado con el fagot. Yo creo que si no hubiera llegado a poder mostrar la música y mis composiciones de una manera más personal, no hubiera acabado ni mis estudios musicales. Entonces, yo creo que al flamenco le debo también esto, porque gracias a mis raíces ha merecido la pena estar catorce años en un conservatorio sin realmente gustarme aquello en lo que estaba orientando mi vida.


Entrevista completa: https://www.blancosobrenegro.es/index.php/musica/1075-silencio-ha-nacido-el-fagot-flamenco-de-la-mano-del-nino-ruben