Niño Rubén: «Mi maestro he sido yo». El titular parece un acto de soberbia. No lo es...

¿A quién diablos se le ocurre mezclar el fagot con el flamenco? Al Niño Rubén. ¿Y quién es el Niño Rubén? Pues un chaval de Doña Mencía que ingresó en el Conservatorio con 9 años y se le clavaron los ojos en un instrumento rarito y largo como un día sin agua. Lo demás vino rodado. Rubén Jiménez puso la tradición inmemorial de su tierra y el fagot añadió ese sonido grave propio de la música de cámara. El resultado es que este joven de 23 años es reconocido hoy por la crítica como un instrumentista innovador que ha abierto nuevos caminos creativos.

El maestro realmente que he tenido en la vida he sido yo. Y yo me exijo mucho. Soy muy perfeccionista y lo único que me digo es que no me traicione nunca.

Entrevista completa: https://sevilla.abc.es/andalucia/cordoba/sevi-nino-ruben-fagotista-maestro-sido-202008090803_noticia.html?ref=https:%2F%2Fes.wikipedia.org