Niño Rubén: «Lo que siempre he perseguido es la libertad más absoluta»

Rubén Jiménez Urbano, Niño Rubén (Lucena, Córdoba, 1997) conoce la dificultad que entraña que un instrumento desconocido para el gran público como es el fagot sea acogido, y llevarlo a su propio universo. Un universo que suena a flamenco, a diferentes colores tímbricos, a descubrimientos, a nuevas experiencias y a nacimientos; esto es justo lo que este lucentino ha logrado con El nacimiento del fagot flamenco, su carta de presentación. Un documental que se nutre de vivencias contadas por el propio Rubén, como la aparición de este instrumento ligado a lo hondo en el Concurso Internacional de Flamenco en La Unión el año pasado, o su participación en el XLVIII Congreso Internacional Double Reed Society.


Solo una mirada limpia, nueva, y ávida de conocimiento podía encontrar la unión entre este instrumento tan ligado a la música clásica y el desgarro del flamenco. Una evolución personal y artística que parte de una visión inocente y valiente. Un punto de partida, una nueva forma de observar. Como los ojos de un niño. Pasen y lean.


Sin embargo, siempre recordaré la libertad que sentí la primera vez que toqué el fagot con un guitarrista flamenco. Yo, anteriormente había estudiado la teoría musical de este género y sabía un poco como se constituía, pero a raíz de ese momento comencé a investigar para volcarme de lleno en este camino que estaba totalmente inexplorado. Descubrí que el flamenco me había acompañado desde que nací y que desde mis primeros proyectos ya estaba presente. Me han bautizado como el creador del fagot flamenco pero, realmente, el auténtico artesano es nuestra cultura, y la suerte de haber podido nacer y crecer en esta bendita tierra.


Entrevista completa: https://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/cultura/lo-siempre-he-perseguido-es-libertad-mas-absoluta_1226410.html